Seguros de salud

seguros-de-saludHoy en día, además de la Sanidad Pública, es recomendable contratar algún seguro privado de salud. Las largas listas de espera, el no poder elegir fecha y médico especialista o simplemente para tener segundas opiniones hace que los seguros de salud añadan ventajas a nuestra cobertura médica. Además, muchos de estos seguros incluyen servicios adicionales como la asistencia dental gratuita y permiten la elección de consultas y especialistas en toda España e incluso en el extranjero, por lo que son muy útiles en viajes.

Por Internet se pueden contratar muchos seguros médicos online y las compañías de seguros de salud ofrecen promociones y descuentos atractivos para los nuevos clientes:

  • El Seguro Médico, perteneciente a Mi Póliza, es espcialista en seguros de salud y trabajan con las más importantes aseguradoras como Adeslas, DKV, Sanitas, Mutua Madrileña, Asisa, Caser, etc. Encuentran el seguro médico que mejor se adapta a las necesidades del cliente desde 40 euros al mes, dependiendo del presupuesto disponible. El cliente medio suelen ser mujeres que desean contratar un seguro de salud con cobertura para toda la familia.
  • Néctar Seguros Médicos pone a disposición del asegurado más de 25.000 médicos en más de 800 hospitales y clínicas concertados con Néctar Family, un seguro médico para toda la familia. Con más de 60 años de experiencia, Néctar ofrece asesores las 24 horas con un cercano trato personalizado en una cobertura médica integral para toda la familia. Desde 11 euros al mes, puedes ahorrarte un 30% en tu póliza médica de Néctar más un 5% adicional al contratarla por Internet. Puedes ampliar información en este artículo sobre los seguros de salud de Néctar.
  • DKV Seguros, perteneciente a la división de seguros de la alemana Munich Re, ofrece seguros médicos desde 2006. Tiene una interesante promoción que incluye seguro para niños 6 meses gratis + regalo de póliza dental. Dentro de los seguros de salud, ofrece varias modalidades, como el Seguro de salud integral con asistencia primaria, atención médico-hospitalaria y la máxima cobertura en especialistas. El Seguro de salud modular ofrece, por menos de 9 euros al mes, un seguro médico personalizado adaptado a las prestaciones que necesite el asegurado. El Seguro de salud Top Health ofrece las máximas coberturas (más que la Seguridad Social) con devolución del 100% de lo reembolsado en todo el mundo (cobertura mundial), póliza dental gratis para toda la familia y tarjeta platinum para no usar talones.

Puedes ampliar información sobre seguros de salud  en la web de Seguros Online.

Publicado en Seguros | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

La fiebre en niños y bebés

La fiebre es uno de los modos en que el cuerpo combate una infección. Se considera fiebre al aumento de la temperatura axilar mayor o igual a 38ºC o rectal mayor o igual a 38,5ºC. Se habla de febrícula a temperatura axilar mayor de 37ºC y menor de 38ºC. La fiebre suele ser la repuesta a una infección, generalmente vírica en los niños aunque también puede ser secundaria a procesos bacterianos como faringoamigdalitis estreptocócica, otitis o en menor medida, otras enfermedades más graves como neumonías, afortunadamente menos frecuentes.

Aunque en general los niños toleran bastante bien la fiebre, las temperaturas altas a menudo provocan mucha ansiedad en los padres. Si el niño se encuentra bien, con ganas de jugar y sigue bebiendo líquidos, probablemente no haya motivo para preocuparse. Por el contrario, si la fiebre se acompaña de apatía importante con poca capacidad de reaccionar, el niño presenta dolor de cabeza intenso, vómitos, dolor de estómago persistente o dificultad respiratoria o la fiebre no baja tras administrar medicamentos antitérmicos, debe ponerse en contacto con el médico o acudir a un servicio de urgencias.

Ante un niño con fiebre la primera medida a realizar es desabrigarlo y administrar antitérmicos como el paracetamol a la dosis correcta y siempre que no exista ninguna contraindicación, con el fin de controlar la fiebre. También puede servir ingerir líquidos adicionales y posiblemente un baño con agua templada, no fría. Si el niño está en 40º se aconseja un baño a 38º. En el caso de bañar al niño se debe tener en cuenta que hay que sacarlo del baño si empieza a estremecerse.

Es importante tener en cuenta que las enfermedades en los niños pueden evolucionar y aunque no es lo más habitual, algo en principio banal puede convertirse en algo más serio. Por este motivo se ha de vigilar al niño, observar que los antitérmicos hacen efecto y que no aparece en el niño ninguno de los síntomas nombrados anteriormente: dolor de cabeza intenso, vómitos, dificultad respiratoria o apatía importante con poca capacidad para reaccionar. Para controlar la aparición de estos síntomas es recomendable acostarse cerca del niño durante las horas de sueño.

Ante un niño con fiebre debe llevarlo al médico porque es necesario averiguar cúal es el foco de la fiebre, de dónde viene. Si no aparecen los signos de alarma comentados anteriormente puede esperarse a llevarlo unas 24 horas dado que a veces el foco de la fiebre no aparece hasta transcurrido ese tiempo desde el inicio del aumento de la temperatura.

Publicado en Pediatría | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | 2 comentarios

Sobrepeso, obesidad y obesidad mórbida

Se habla de sobrepeso, obesidad u obesidad mórbida según un parámetro denominado Índice de Masa Corporal (IMC), que es una estimación de la grasa corporal. El IMC se cálcula a partir del peso de una persona y la talla. Concretamente, aplicando esta fórmula:

Peso/talla²

y usando como unidad de medida para el peso el kilogramo (kg.) y para la talla el metro (m.). Por ejemplo, supongamos una persona que pesa 73 Kg y mide 1,80 m. Aplicando la fórmula del IMC:

73/1,80² = 22,53 de IMC

Según los valores de IMC, se puede considerar:

  • Bajo peso: menos de 18,5
  • Normal: entre 18,5 y 25
  • Sobrepeso: entre 25 y 30
  • Obesidad: más de 30
    • Obeso tipo I: entre 30 y 35
    • Obeso tipo II: entre 35 y 40
    • Obeso tipo III (obesidad mórbida): más de 40

Existen excepciones como las personas muy músculosas, ya que el IMC no puede aplicarse a personas con músculos muy desarrollados que tienen muy poca grasa pero cuyo peso puede ser mayor.

El soprepeso y la obesidad son factores de riesgo cardiovascular muy importantes. También es importante dónde se concentra el peso o la grasa, ya que si la grasa se concentra alrededor del abdomen (lo que se demonina obesidad manzana, la figura del individuo tiene forma de manzana), el riesgo cardiovascular es mayor que si se concentra alrededor de las caderas y muslos (lo que se denomina obesidad pera, la figura del individuo en este caso es más parecida a la de una pera). La obesidad manzana la podemos detectar midiendo la circunferencia de la cintura justo encima de las caderas, y la cadera alrededor de las partes má amplias de los glúteos. Al dividir la medida de la cintura entre la de la cadera se obtiene el índice cintura-cadera. Se considera alterado o indicador de obesidad manzana un índice cintura-cadera mayor de 0,95  en los hombres o de 0,80 en las mujeres.

Complicaciones asociadas al sobrepeso

El sobrepeso y la obesidad contribuyen a la hipertensión arterial, a la elevación del colesterol LDL (colesterol malo) y de los triglicéridos y a la aparición de aterosclerosis, aumentando así el riesgo de enfermedad coronaria y cerebrovascular. Además, es una causa importante de Diabetes Mellitus tipo II, de cálculos biliares y puede empeorar la apnea del sueño. La obesidad o sobrepeso es el factor más importante para desarrollar el Síndrome metabólico y se relaciona también con varios tipos de cánceres como el de mama, útero, colon, vesícula biliar y próstata.

Pérdida de peso

Cualquier pérdida de peso en un paciente con sobrepeso u obesidad es beneficiosa. Si se es obeso, la pérdida lenta y sostenida de peso (500 a 1.000 gr. por semana) se considera la manera más segura de perder peso y mantenerlo. Una forma de perder peso es el aumento de la actividad física en forma de ejercicios aeróbicos, empezando con sesiones de 5-10 minutos para ir aumentándolos gradualmente. Este aumento de actividad física debería acompañarse de una dieta adecuada en cada caso y equilibrada. Antes de iniciar medidas para bajar peso se debe consultar con el médico cada caso en particular.

Publicado en Medicina de familia | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Alimentación y comida del bebé lactante

La mejor alimentación en el bebé hasta los 6 primeros meses de vida es indiscutiblemente la lactancia materna, la comida natural del bebé lactante. Actualmente, para las mamás que no pueden dar el pecho o que han decidido alimentar a su bebé con lactancia artificial, existen también fórmulas comerciales muy buenas en las que se puede confiar. En este caso, se le da al bebé la fórmula de inicio (tipo1) hasta los 6 meses y a partir de los 6 meses la fórmula de continuación (tipo2).
La alimentación complentaria (las papillas) no deben iniciarse antes de los 4 primeros meses de vida del bebé y es deseable no hacerlo hasta los 6 meses. El orden de introducción de los ingredientes en las papillas para el bebé no es lo más importante. Lo que sí que importa es la introducción lenta de los alimentos en la dieta del bebé sin forzar, con paciencia, y de uno en uno. Por ejemplo, es indiferente introducir antes la manzana que la pera, sólo hay que tener en cuenta que la manzana y el plátano estriñen, así que dependerá del ritmo intestinal del bebé. De esta forma, al haber introducido poco a poco los alimentos, si surge alguna intolerancia o alergia se podría detectar de forma fácil.
Siguiendo las recomendaciones de las Sociedades de Pediatría, un ejemplo de orden de introducción de alimentos sería:

  • Papilla de cereales sin gluten (a partir de los 6 meses).
  • Papilla de frutas (a partir de los 6 meses y medio). Evitar la fresa, fresón, frambuesa, mora, kiwi y melocotón hasta el año, porque causan más reacciones alérgicas.
  • Papilla de verduras con pollo, posteriormente de verduras con ternera y cordero. Evitar inicialmente espinacas, col y remolacha.
  • Papilla de cereales con gluten (entre los 6 y 7 meses).
  • Papilla de pescado blanco (a partir de los 9 meses).
  • Yema de huevo, empezando con un cuarto de yema, posteriormente media y finalmente la yema entera (a partir de los 10 meses). El huevo entero lo tomará a partir del año si no ha habido ningún problema.
  • Pescado azul, embutido o vísceras (a partir de los 18 meses).

Ejemplo diario de alimentación de un bebé de entre 6 y 9 meses:

  • Desayuno (8-8:30h de la mañana): Papilla de cereales sin gluten.
  • Comida (12-12:30h): Papilla de verdura y carne casera.
  • Merienda (16-16:30h): Papilla de fruta casera.
  • Cena (20-20:30h): Papilla de cereales.
  • Resopón (24h): Opcional, lactancia materna o artificial.

Hay que aumentar el aporte de agua con la alimentación complementaria (papillas).
Por último, recordar que siempre es recomendable seguir las indicaciones de comida en la alimentación del bebé lactante que el pediatra irá realizando en cada caso.

Publicado en Alimentación | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario